Galería

¿Todavía no te has enterado qué es la Exposición Vocacional ENREDADOS, échale un vistazo...

Experiencias de Verano: Curso de Pastoral en Madrid



Durante los días 3 al 8 de julio, tuvo lugar en Madrid, un Curso de Pastoral en el que participaron nuestros compañeros Antonio Guerrero y Andrés Aldarias. En el cual participaron 15 seminaristas de toda España.
           
            El motivo principal que impulsó este curso viene reflejado en la nueva Ratio para la formación en los seminarios, en la cual, en el número 119 dice: «Ya que la finalidad del seminario es la de preparar a los seminaristas para ser pastores a imagen de Cristo, la formación sacerdotal debe estar impregnada de un espíritu pastoral, que los haga capaces de sentir la misma compasión, generosidad y amor por todos, especialmente por los pobres, y la premura por la causa del Reino».

            Por esta razón los temas a tratar en el curso fueron muy variados: la pastoral en el sacerdote; la pastoral en los santuarios y peregrinaciones; la piedad popular; el turismo; la Pastoral del Sordo; la Pastoral de la Salud (enfermedad, escucha, acompañamiento en el duelo).
             Las distintas charlas fueron impartidas por los directores y sacerdotes colaboradores de los secretariados y delegaciones de la Conferencia Episcopal. Dos de las experiencias que más enriquecedoras del curso fueron poder conocer a un sacerdote sordo, el cual nos explicó toda su labor con la Pastoral del Sordo y en su parroquia; y la visita al Centro de San Camilo, donde pudimos ver tanto la labor de acompañamiento y cuidado, como la de formación en la enfermedad y el duelo.

            También pudimos visitar la ciudad de Madrid; y en la visita al Centro de San Camilo en Tres Cantos, pudimos compartir la Eucaristía y el posterior rato de convivencia con todos los que forman el Centro (personal sanitario y docente, los enfermos y sus familias,…).


            Fueron unos días de auténtica fraternidad y convivencia en la que pudimos formarnos en estos ámbitos tan importantes de nuestra futura labor pastoral.


Andrés Aldarias Martos
Seminarista